UNIVAC

Recepción ] Antecedentes ] Cronología ] Hardware ] Software ] Computadoras ] Redes ] Informática ] Personajes ] Empresas ] Frases Célebres ] Diccionario ] Humor ] Mapa del sitio ] Contáctanos ]

Recepción
Anterior
Sumadora da Vinci
Máquina Analítica
Mark I
Colossus
ABC
EDVAC
ENIAC
EDSAC
BINAC
UNIVAC
PDP-8
PDP-10
IBM 305 RAMAC
Kenbak I
Xerox Alto
Mycron 1
Altair 8800
IBM 5100
Mycron 1
IBM 5150
Epson HX20
Osborne I
Compaq Portable
Sharp PC-1210
PenPad
Newton MessagePad
Mac II
NeXT Cube
PowerPC

Somos el museo virtual más grande y mejor en español.

tecnotopia.com.mx review, PageRank, website value and SEO analytics
contador de visitas

La Computadora Automática Universal, o UNIVAC, por su nombre en inglés Universal Automatic Computer, es la creación del Dr. J. Presper Eckert y el Dr. John W. Mauchly.

Mientras atendían la Escuela Moore de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Pensilvania, Mauchly comenzó a comentar la idea de una computadora electrónica digital con sus compañeros en la escuela, entre ellos, J. Presper Eckert, entonces un estudiante graduado. En el año de 1943, el apogeo de la segunda guerra mundial, la armada de EE.UU. buscaba desesperadamente computadores especializados en balística, recordando que en aquel entonces un computador era una persona especializada en realizar cálculos matemáticos, para mantenerse al nivel del desarrollo de armas para la guerra. Fue entonces cuando una relación enviada a la escuela para reclutar estudiantes y graduados se cruzó con el memorando original de Mauchly acerca del proyecto y se dio cuenta de las posibilidades que presentaba para reducir efectivamente el tiempo y la carga de trabajo en el Laboratorio de Investigación en Balística de la Armada. Después de una investigación y diseño, se creó un contrato para la producción de lo que sería el antecesor de la UNIVAC, la ENIAC. Eckert y Mauchly unieron esfuerzos para producir el fenómeno eléctrico de 18,000 tubos de vacío y paneles de control recableables para la armada.

UNIVAC ITras la terminación y relativo éxito de ENIAC, Eckert y Mauchly decidieron entrar al mundo de los negocios aprovechando los antecedentes de Eckert en el ambiente y la capacidad innovadora de Mauchly. Con la reputación que les había ganado la creación de ENIAC se acercaron al Buró del Censo de EE.UU., que para 1946 se estaba ahogando en un mar de papeleo. Con el próximo arribo del nuevo censo, requerían de una forma de procesar todos los datos concurrentes con el crecimiento poblacional, y lo necesitaban urgentemente. La solución a los problemas del buró llegó en una propuesta de Eckert y Mauchly para construir una máquina UNIVAC. En abril de 1946, el Departamento de la Ordenanza de la Armada transfirió al Buró del Censo US$300,000.00 para soportar el desarrollo de la UNIVAC. Despreciando las advertencias de la elite matemática y científica de la época, quien se mostraba pesimista sobre la practicidad o eficiencia de esta máquina, se inició el desarrollo de UNIVAC.

En tanto la producción de UNIVAC inició, se hizo aparente que las visiones pesimistas no estaban tan erradas, ya que la fase de investigación del proyecto, que estaba propuesta para seis meses, se llevó un año debido a la falta de recursos. Fue hasta 1948 que el diseño estuvo listo al precio de US$169,600.00, siendo el costo estimado original del proyecto en US$400,000.00, que era el techo financiero del Buró del censo para este proyecto. Eckert y Mauchly estaban dispuestos para absorber el costo de pérdidas anticipadas en partes e investigación, dependiendo del prospecto de venta de las partes y servicio a las instalaciones donde su producto fuera instalado.

Eckert y Mauchly se encontraron en una muy mala situación, al grado de que Howard Aiken, creador de Mark I, que no era simpatizante con la situación, en una conversación con John Curtiss, del Consejo Nacional de Investigación de EE.UU., es citado con lo siguiente:

"Estuvimos... confundiendo no solo a las agencias del Gobierno que hacían disponibles los fondos para el desarrollo del equipo, sino además al público en general en buscar el éxito al tratar de desarrollar dicho equipo, dando la impresión de que este programa podría ser justificado... debido a que nunca habrá suficientes problemas, suficiente trabajo para más de sólo una o dos de estas computadoras...", entonces concluyó que el Consejo Nacional de Investigación "debería retroceder y ... terminar esta tontería con Eckert y Mauchly".

Eckert y Mauchly fueron salvados de una inminente bancarrota en 1950 por Remington Rand Inc., fabricante de las más populares rasuradoras eléctricas en el momento.

Con Eckert-Mauchly Computer Corporation bajo la protección de Remington Rand Inc., el proyecto UNIVAC fue revitalizado rápidamente y comenzó a tomar forma en el diseño original propuesto cuatro años antes. Los abogados de Remington Rand intentaron renegociar el contrato de UNIVAC con el gobierno, alegando el echo de que "... el contrato debió de haber sido en una base de costo más una cuota fija". Propusieron que se debería de considerar la posibilidad de ajustar el precio del contrato para reembolsar " el costo adicional sufrido como resultado de mejoras hechas al diseño original". Desafortunadamente para Remington Rand no se pudo encontrar un hueco legal para forzar al Buró del censo a renegociar el contrato, y después de ser amenazados con acción legal si los términos no eran cumplidos, no tenían otra elección que continuar con el desarrollo de UNIVAC para el Gobierno al precio original.

El 31 de Marzo de 1951, el Buró del Censo aceptó la primera UNIVAC, y en el curso de los siguientes dieciocho meses se entregaron dos UNIVACs contratadas por el gobierno.

UNIVAC-IAl final, se entregaron en total 46 UNIVACs, 44 o 45 más de las que había predicho Howard Aiken como límite de necesidad. El costo oficial estimado para la construcción de la UNIVAC fue difícil de calcular, pero se decía que era de alrededor de US$930,000.00. Tomando en cuenta lo que esa cantidad de dinero representaba en 1951, para decir que la UNIVAC estaba por encima del presupuesto podría ser sobreentendido.

Aún cuando Remington Rand tomó las riendas de la economía para respaldar a los innovadores, se aseguró un lugar en la historia como los productores del primer sistema de cómputo comercial.

En muchos aspectos, la UNIVAC fue un gran avance tecnológico de su predecesor ENIAC. Entre los más notables se incluye el uso del concepto de programa almacenado de Von Neumann, en contraste con los paneles de cableado manual de ENIAC; el tamaño de la memoria principal de 1,000 palabras, memoria secundaria en cinta magnética, en contraste de las tablas de funciones de ENIAC; y los dispositivos mejorados de entrada/salida, incluyendo una máquina de escribir, tarjetas y una impresora.

El desempeño también fue radicalmente superior, con una velocidad de reloj de 2.25 MHz comparado con los 60 a 125 KHz de ENIAC y el tiempo requerido para una división era 6 veces superior (3.89ms contra 24.0ms de ENIAC). Aún cuando UNIVAC continuó utilizando tubos de vacío, que tendían a quemarse en medio de un proceso numérico, la cantidad de bulbos, de 5,400, fue más que adecuado como una mejora sobre los 18,000 de ENIAC. La superficie de UNIVAC, igualmente, mejoró a modestos 352 pies cuadrados, contra 1,800 de ENIAC.

Eckert y Mauchly entraron al mundo de los negocios con UNIVAC como la oportunidad de atraer clientes que estaban envueltos en equipo de IBM y tarjetas perforadas para cubrir las necesidades de su negocio. La velocidad de la cinta magnética que mejoraba la velocidad de entrada de datos a UNIVAC era un sueño para los negocios, pero la tarea de convencer a estos negocios para dejar la tecnología de tarjetas perforadas que llevaba tantos años en el mercado resultó ser la parte más compleja.

Mientras que los contratos eran procesados lentamente, la UNIVAC I original del Buró del Censo era utilizada analizando datos de encuestas del buró, incluyendo encuestas económicas, para las cuales el Buró adquirió una segunda UNIVAC, esta vez con una impresora y un dispositivo para convertir los datos en tarjetas perforadas a cinta magnética.

La verdadera reputación de UNIVAC fue ganada en la elección presidencial de 1952 de Eisenhower-Stevenson, ya que mientras los resultados eran procesados en la base de la elección, los medios realizaron una consulta a UNIVAC para que predijera el desenlace de la elección. En la transmisión de los noticieros la computadora se mantuvo en silencio mientras el conductor bromeaba sobre la situación en la que aún la computadora no podía decidir el resultado de la carrera presidencial. Los norteamericanos que observaban la transmisión eventualmente descubrirían que este no era el caso. Antes de que los medios realizaran la consulta habían alimentado los datos a UNIVAC y habían obtenido un resultado. La impresión informaba sobre la posibilidad de que Eisenhower ganara las elecciones, pero los conductores no estaban decididos a presentar los resultados que creían increíbles y sólo dejaron a un lado el resultado y procedieron a comunicar que la máquina estaba atorada. Circunstancialmente fue necesario que los conductores aparecieran en televisión para informar a la audiencia que UNIVAC de hecho había predicho la elección correctamente, pero que los medios de noticias no tenían la voluntad de arriesgar su reputación con los cálculos de la máquina. La noticia sobre UNIVAC mejorando las predicciones de los críticos políticos y medios de noticias se propagó por el mundo, quien encontró esto impresionante y divertido.

UNIVAC se convirtió en un tema importante, desde alimentar la paranoia de automatización, reemplazar humanos por computadoras para tareas mundanas y de procesamiento de datos, a una repentina aparición de interés en la comunidad científica. Aún cuando no fue sino hasta 3 años después, cuando la Compañía General Electric, en su Parque de Muebles, en Louisville, Kentuky, EE.UU., utilizó una UNIVAC para una aplicación de nómina, cuando se utilizó con fines comerciales en un contexto empresarial.

Para 1957, las UNIVACs I habían alcanzado su expectativa de vida y fueron retiradas de servicio. La UNIVAC I original del Buró del Censo fue transportada al Instituto Smithsoniano para ser preservada como el antecesor de la revolución de la computadora.

En el final, Eckert y Mauchly habían ganado una gran batalla en su descuidada determinación y persecución del desarrollo de UNIVAC. Tuvieron suerte de ser rescatados en momentos clave de su aventura con respaldo financiero o innovaciones brillantes para mantener vivo su proyecto. De no haber tenido éxito, la tecnología no había tenido el progreso sostenido que mantuvo durante los siguientes 50 años. Eckert, Mauchly y UNIVAC son nombres que para siempre estarán como marcadores en la historia de la computación. UNIVAC creó los cimientos sobre los cuales la industria de la computación se ha construido.

Bibliografía:
N. Stern, "From ENIAC to UNIVAC: An Apraisal of the Eckert-Mauchly Computers," Digital Press, 1981.
C.J. Huston, "Unisys History Newsletter," George Gray, 1992.
40 Years of Computing,"Datamation", v37 n6, March 15,1991.

Ligas de interés

viñeta

Tu cumpleaños en la historia de la computación

viñeta Trivia
viñeta ¿Sabías tu que...?
viñeta Buzón de comentarios

 

 


Un miembro de
THOCF
The History Of Computing  Foundation

Servicios Legal Contribuciones Quiénes somos

Aceptamos saludos, felicitaciones, colaboraciones, aportaciones, información, sugerencias, patrocinios, donaciones en capital o especie.
Museo de la Informática y Computación Aplicada, DR(C) Héctor Francisco Rentería Toledo, 2003 - 2010 en trámite

The History of Computing Project